Preguntas Frecuentes/FAQ

PLEASE SCROLL DOWN TO READ IN ENGLISH

¿Cómo inicia tu sendero hacia el despertar de la conciencia?

En el año de 1995 me encontraba trabajando en un negocio comercial; en un supuestamente deseable y elegante empleo, pero sentía que por dentro estaba muriendo cada vez más y más. Después de continuar con este sentimiento por un buen tiempo, simplemente no lo pude soportar más. Me di cuenta de que ¡”mi vida no tenía nada que ver conmigo”! lo que me llevó a las preguntas: ¿Cómo pasó esto? y ¿Quién soy, si todo esto es un papel en sociedad entonces estoy en el guión?” Así que tomé una semana libre, en orden de evaluar mi vida nuevamente. Poco menos sabía que este sendero personal me llevaría a lugares que jamás soñé y a tomar responsabilidades que jamás pensé sería lo suficiente fuerte para llevarlas.

Comencé a partir de muchos libros de psicología y entrenando mi mente en base a las enseñanzas de KurtTepperwein (lea más de ello en la “quien soy” columna), pero después de un tiempo me sentí a un más profundamente confundida. Toda esta información acerca de cosas que parce que actúan y viven en mi sin mi conocimiento o control, me asustó al principio. Volví a sentarme y preguntarme a mí misma ¿”quién soy en este juego”?, y ahí estaba- Música.

Y recordé lo mucho que amaba cantar. Cuanta felicidad y fuerza ganaba usando mi voz y cuerpo para expresarme. Busqué un entrenador vocal, quien incluía en su técnica de enseñanza el uso de la meditación. Una vez que lo intenté, inmediatamente me encontré en un estado de trance profundo chamánico – Viajando como espíritu animal arriba sobre esta tierra y en lugares lejanos que no había visitado en esta vida. Desde ahí cada paso siguiente simplemente caía en su lugar, y lo único que tenía que seguir haciendo era escuchar de cerca y poner mi más alta guía en acción.

¿Cuándo, cómo y por qué viniste a Guatemala? 

Fue en 2005. Estaba trabajando con la entrenadora vocal y sanadora de energía Ute Gerzabek, una maravillosa mujer quien me ayudó en aquel tiempo a interpretar la voz de mi guía interno. En una sesión de energía preguntamos por mi llamado y la simple respuesta fue “no es para encontrarse en Austria”. En aquel tiempo no tenía idea de que significado suponía, pero al menos me abrió a la posibilidad de que Austria tal vez era mi hogar físico, pero no el emocional o energético.

Después de cómo una semana, estaba en un trance meditativo durante la última unida de mi tercer año de entrenamiento Tantra, cuando la guía vino al ahora pregúntate a ti mismo “de dónde vengo y a dónde voy”, y ahí estaba un cristal limpio escrito en mi mente- “Guatemala”. Al principio pensé que me estaba engañando a mí misma, pero como tres personas en nuestro pequeño grupo independiente uno de otro y sin conocimiento de mi visión, comenzaron hablarme acerca de sus experiencias en Guatemala. Eso fue suficiente confirmación para mí, para saber que la guía es auténtica.

¿Cómo se te ocurrió el nombre de “New Beginnings”?

En realidad, no se me ocurrió, nunca pensé en un nombre para mi trabajo porque no lo siento separado de mi vida cotidiana, simplemente pasó. Estaba escribiendo en mi computadora; era diciembre del año 2012, justo antes del cambio de ciclo al término del calendario Maya, cuando apareció fuerte y claro en mi cabeza antes que el papel. Realmente me gustó como sonó en aquel momento y me sigue agradando. Lo que yo hice fue añadir de manera consciente la parte del “apoyo para la auto-sanación” así las personas se mantienen alertas de que el trabajo que compartimos es sobre ellos y su voluntad de transformarse desde el interior.

¿Cómo te gusta trabajar?

Lo que más disfruto de estos días es entrenar todo tipo de personas a como afinar, limpiar e incrementar la conexión interior con ellos mismos y su voz interna. Eso hago en mi entrenamiento Uno y Uno, que es personalmente diseñado para cada cliente. Amo apoyar a personas que tienen habilidades especiales, pero no saben cómo usarlas o canalizarlas del modo más productivo.

Pongo énfasis en el trabajo de respiración, diseñado para detonar cambios cuánticos en el cuerpo físico y emocional; Usando una combinación de cuerpo consciente y movimiento como herramientas naturales para afirmar las experiencias. Salvia blanca es mi herramienta favorita para limpiar las capas del cuerpo emocional y energético como lo es también para limpiar espacios.
Tal vez lo más importante para mí, es que amo trabajar con gente de mente abierta y comprometida con el proceso que compartimos, no importa si son 2 horas de tratamiento o un retiro de 5 días.

Estás canalizando mucho de tus adentros – ¿Qué significa esto?

Significa que estoy entrenada para mantener mi conexión con mi espíritu abierta a cualquier hora y para escuchar muy de cerca la información que obtengo. Esto me permite recibir guía para las personas que la han perdido, me hace responsable de pasar esa guía a la persona con quien estoy trabajando, sin evaluarlo.
La mayor parte del tiempo me sucede que hablo sobre cosas sin saber por qué se las menciono – en lugar de preguntar al cliente por información relevante – siempre concuerda con la situación de vida en la que se encuentran en ese momento.

Una parte de mi trabajo donde el canalizador y el practicante chamánico se encuentran es cuando siento el impacto energético y emocional, la situación o el patrón de pensamiento que hay sobre mi cliente – usualmente como dolor, presión o repentino bloqueo – dentro de mi cuerpo físico. Eso me permite escanear el campo de energía y a limpiarlo con la ayuda de la salvia blanca, mis plegarias y con frecuencia a través de cantos es suficiente.

¿Puedes decirnos qué significa chamanismo para ti personalmente y para el trabajo que tú ofreces?

Desde muy temprano siempre tuve una conexión muy fuerte con el mundo espiritual, para guiar desde el reino angelical y mi propia voz interior. Durante mi niñez y juventud fue más una confusión y un desafío que una bendición para mí, hasta que en mis veintes me contacté con las técnicas de sanación de Huna Shamanism, por primera vez había encontrado claridad sobre la conexión entre los adentros que tenía y nuestra vida diaria como seres humanos en el planeta tierra. Desde entonces, la manera en que experimentaba la vida comenzó a tomar mucho más sentido para mí.

Un año de entrenamiento en técnicas de sanación usadas por una diversidad de tribus de nativos americanos, sumergida en ese sentimiento trajo consigo más de mis habilidades naturales. Mientras tanto vivo en Guatemala desde 2005, constantemente aprendiendo de mis vecinos indígenas Maya, como aplicar de manera natural un profundo entendimiento por el tiempo, como por el ritmo natural y los ciclos de creación, en el fluir de nuestra vida diaria.
Un poco de todo eso, alquimia aplicada y trabajo de sonido, todo viene junto en mi trabajo chamánico con otras personas.

ENGLISH VERSION

How did your conscious awakening path begin?

I was working in commercial business back in 1995; in a allegedly desirable and fancy job, but I felt that I was more and more dying on the inside. After sitting on this feeling for quite a while, I simply could not stand it anymore. I realized “my life has nothing to do with me”! Which led me to the questions: “How did that happen?” and “Who am I, if all of this is just a society role I am playing?” So I took a week off, in order to evaluate my life anew. Little did I know than, how this personal path would take me to places I never dreamed of and responsibilities I never thought I would be strong enough to carry.

I started off with a lot of psychological books and by training my mind based on the teachings of Kurt Tepperwein (read more about it in my “about me” column), but after a while I felt even deeper confused. All this information about things that seemed to live and act in me without my knowledge or control, it scared me at first. I set down again and asked myself “who am I in all this game”, and there it was – music.
I remembered how much I loved singing. How much happiness and strength I used to gain from using my voice and body to express myself. I searched for a vocal trainer, who included in her teaching technique the use of meditation. Once tried, I immediately found myself in a deep shamanic trance state – traveling as animal spirit high above this earth and far away to places I never visited this lifetime. From there on one step after the other just kept falling into place, and the only think I had to keep doing is listening closely and putting my higher guidance into action.

When, how and why did you come to Guatemala?  

It was in 2005. I was working with the vocal trainer and Energy Healer Ute Gerzabek, a wonderful woman who at that time helped me interpret the voice of my inner guidance. In an energy session we asked for my calling and the simple answer was that “it’s not to be found in Austria”. At that time I had no idea what that was supposed to mean, but at least it opened up my mind for the possibility that Austria might be my physical home, but not my emotional or energetic fit.
About a week later I was in a trance meditation during the last unit of my three year Tantra training, when the guidance came to now ask yourself “where do I come from, where do I go”, and there it was crystal clear written in my mind – “Guatemala”. First I anyway thought I am tricking myself, but than three different people in our small group – totally independent from another and without any knowledge of my vision – started talking to me about their experiences in Guatemala. That was enough confirmation for me to know this guidance is authentic!

How did you come up with the name New Beginnings?

Actually I did not, I never thought of a name for my work because I don’t experience it as separated from my life. It simply happened. I was typing on my computer; it was December 2012 just before the shift that announced the ending of a cycle in the Maya calendar, when it appeared loud and clear – first in my head – than on the paper. I really liked the sound of it and I still do. What I did was consciously adding the “Support For Self-Healing” part, so people stay aware that the work we share is about themselves and their will to transform from inside.

How do you like working?

What I enjoy most these days is training all kinds of people how to fine-tune, clear and increase their inner connection with themselves and their inner voice. I am doing that in my One-on-One training, which is personally designed for each client. I also love supporting people who have special abilities, but don’t know yet how to use or canalize them the most productively.
I put emphasis on a breath work, designed to trigger quantum shifts in the emotional as well as the physical body; and use body awareness combined with movement as natural tools to ground the experiences. White sage is my favorite tool for cleansing my client energetic and emotional body layers, as well as for clearing spaces. Maybe the most important to me is that I love working with people who are open minded and committed to the process we share, no matter if that is an hour treatment or a 5 day retreat.

You are channeling a lot of your insides – what does that mean?

It means that I am trained in keeping my connection with spirit wide open at any time, and to listen closely to the information I get. This allows me to receive guidance that people have fallen out of touch with, which I am than responsible to pass on to the person I work with, without evaluating it. Most of the time it happens to me that I talk about things without knowing why I would mention them – when I than ask the client for relevance of the information – it always fits exactly to the life situation people find themselves in.
A layer of my work where the channel and the shamanic practitioner meet is that I feel the energetic impact an emotion, situation or thinking pattern has on my client – usually as pain, pressure or sudden blockage – within my physical body. That allows me to scan the energy field and to clear it with the help of the white sage, my prayers and often enough through singing.

What does shamanism mean to you personally and in the work you share with others?

From early on I always had a strong connection to the spirit world, to guidance from the angelic realms and my own inner voice. During my childhood and youth that was rather confusing and more of a challenge than a blessing for me, till in my twenties I got in touch with the healing techniques of Huna Shamanism, and for the first time found clarity about the connection between the insides I had, and our daily life as human beings on planet earth. From there on, how I experienced life started to make much more sense to me.
A year of training further healing techniques used by a diversity of Native American tribes deepened that feeling and brought forward more of my natural abilities. In the meantime I am living since 2005 in Guatemala constantly learning from my indigenous Maya neighbors how to naturally apply a profound understanding for time as well as the natural rhythms and cycles of creation, into the flow of our daily life. A little bit of all of that, applied alchemy and sound work all come together in my shamanic work with other people.

Advertisements